¿Tener un seguro de vida?

¿Por qué contratar un seguro? Es habitual reaccionar con rechazo al escuchar que te ofrecen un seguro; relacionamos inmediatamente estas palabras con muerte y lo increíble es que esto es lo único seguro que tenemos todos los seres humanos.

La muerte marca el final de una vida; una existencia cargaba de responsabilidades; una familia desamparada, con hijos que deja a la deriva, con sueños de un futuro cargado de posibilidades.

Con la decisión de contrata este servicio, obtenemos muchas ventajas; entre las que cabe destacar es la tranquilidad, la seguridad económica que le ofrecemos nuestras familias, en el supuesto caso de que nos sucediera algo. Ni los accidentes, ni las fatalidades las podemos prever; llegan sin avisar y con su llegada, la perdida de un ser querido o algunas deudas.

En España durante el año 2013, las aseguradoras solventaron muchas deudas de hipotecas.

Ventajas y coberturas

Muchas persona dudan de la eficacia de estos seguro, pensando que es dinero perdido y el error antes este pensamiento es el desconocimiento de todas la utilidades que este puede ofrecer. Existen distintas garantías opcionales que puede se pueden tener en cuenta a la hora de contratar un seguro. entre ellas esta:

seguro de vida 
protección familiar
familia segura
  • Fallecimiento.
  • Invalidez Permanente o absoluta.
  • Cáncer (femenino y masculino).
  • Enfermedades cardiovasculares.
  • Dependencia.
  • Indemnización diaria.
  • Incapacidad profesional total o permanente.
  • Ahorro.
  • Accidentes.

Los beneficios aportados al contratar este servicio es que este ofrece seguridad, tranquilidad y liquidez económica ante imprevistos.

Tipos de seguros de vida que existen:

El principal es de Vida Riesgo; este seguro se calcula la prima anual y varia según la edad del tomador. A más edad del cliente y más capital mayor será el coste.

Los beneficiarios de este seguro son los familiares o herederos legales, su tiempo de utilidad viene acompañada del fallecimiento del tomador.

Vida Ahorro: Es un seguro que esta pensado para el disfrute del mismo tomador; después de haber vivido una cantidad determinada de años; especificados en un contrato. Se podría convertir en un complemento a la jubilación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *